miércoles, 12 de noviembre de 2014

Nuestra Culpa. La calidad en diseño

calidad del diseño
La calidad del diseño no depende solo del diseñador


¿Porqué lo digo?. 
Vamos, si vemos la cantidad de servicios que se ofrecen en el país, la variedad y la forma en que se ofertan podríamos identificar:
Anuncios confusos. Que llenan de basura las calles, saturan la vista y causan enfado... muy seguramente son contribuyentes del estrés de muchas personas. Y ni siquiera jamás se sabe qué venden. Contaminación visual.

La culpa es del diseñador y/o publicista. 
Y si, lo sé hay que comer. Por miedo a contradecir y perder un cliente se acepta realizar diseños de baja calidad poniendo en un círculo vicioso a la agencia o al diseñador en proyectos que se les invierte tiempo y que no generan un buen book. No se pueden presumir y por tanto carecen de valor.
La culpa es del cliente. 
Existen muchos tipos de clientes pero en general los problemáticos son los que no saben lo que quieren por faltos de decisión y los impositivos que quieren que hagas las cosas como ellos dicen pero con los resultados que esperan con tu trabajo, en otras palabras: " haz lo que digo pero tu eres el experto" jaja. Es por eso, que surgen diseños nacidos del gusto personal y no de la conceptualización y el enfoque hacia el cliente.
La culpa es del medio.
Porque en una innercia maldita, se generan de pseudo-escuelas técnicos en diseño gráfico que son más bien operadores de paquetería y terminan vendiendo diseños de a peso y tarjetas de presentación de centavos el millar. De las pocas oportunidades del mercado laboral y la poca experiencia sumada a la mala formación, surjan anuncios con faltas de ortografía.
Por ser parte de la cadena improductiva o de sin valor que demerita y paga poco por el trabajo de diseño "porque al final todo lo hace la computadora con photoshop" y los diseñadores o publicistas que piensan en la inmediatez de unos pesos a costa de generar un branding y que esos diseños trasciendan.
Es por todo esto, que digo: "tenemos el nivel de diseño que nos merecemos" por eso siempre aspiraremos al arte gráfico extranjero, desearemos hacer lo mismo y terminaremos copiándolo e implementándolo mal.

Google+ Followers