miércoles, 19 de diciembre de 2018

¿Estás desempleado? Toma nota...


Navegando por la red, en artículos de revistas, notas de periódicos y mis vivencias laborales como "reclutador" y otro tanto como "candidato" quiero compartirles mi óptica confiando que les sea útil si están en la engorrosa situación de buscar empleo.  Además, parto del hecho que de formación soy diseñador y sé por lo que se pasa al tener una profesión de las castigadas por el entorno socioeconómico. Y como muy probablemente estás abrumad@ por tu desesperación o por la decepción, te invito a que leas estas cuantas líneas que mucho me esmeré por hacértel@ más fácil de digerir... pero lee con atención, no tires en saco roto lo que te comparto pues estoy seguro que te será benéfico.

Situación General. Es un hecho que vivimos en un mundo que está inmerso en un panorama de tecnificación, sobre población, problemas ecológicos y financieros. Así son las cosas. Por ende, existe una sobre oferta laboral y pocas vacantes disponibles. Y no te tragues esa historia de que "si eres lo suficientemente bueno siempre habrá trabajo" (hablo de empleo). Los números no fallan, si egresan 20 mil de una carrera y solo hay vacantes para 6 mil, ni como encontrar trabajo si eres de los 14 mil.

Además de esto, como país carecemos de una educación basada en la "profesionalización" y dejamos casi todo a la ley del poco esfuerzo. Hacemos y trabajamos para "cumplir" y no para aportar. Lo peor del caso, es que nos afectamos directamente. No dar el mejor esfuerzo repercute más en uno mismo porque limitamos nuestro potencial y encarecemos las experiencias de éxito. De ahí que muchos son trabajadores frustrados.

Otro aspecto generalizado es la "necedad" de pensar que solo por tu conocimiento te emplearán. Es como negar la realidad y tratar de ser ermitaño. Somos seres sociales por naturaleza; ya bien decía Aristóteles, convivimos con familiares, compañeros de escuela, de trabajo... con gente conocida y desconocida en la vida cotidiana. Y por esa convivencia estamos "obligados" a sociabilizar, lo que significa que nuestro comportamiento, forma de vestir y trabajar son cosas que importan tanto o más que nuestra habilidad o conocimiento. ¿Quién puede trabajar con alguien que no es accesible?, ¿quién puede trabajar con un gruñón(a)? y ¿a quién le dan ganas de trabajar cerca de alguien con mal aspecto? y esto va ligado a la incongruencia... pregonar a los 4 vientos que se es un "profesional" y tu imagen refleja lo contrario.

Aumentar tus posibilidades de encontrar empleo. Posiblemente te estás aburriendo con cosas "que ya sabías" puntualizo mis ideas:
  • Ten una meta clara. antes que cualquier cosa debes saber qué quieres de tu vida, tanto el qué y el cómo.
  • Escoge el tipo de empresa. Si sabes lo que quieres entonces también sabrás dónde ir o esperar por una oportunidad. de esta manera te ahorras tiempo perdido y a los reclutadores también.
  • Cree en ti mism@. La confianza brota cuando sabes que lo sabes. Si dudas de ti mism@ ¿cómo esperas que la empresa te contrate si brindas más dudas que soluciones?
  • Buena actitud. Todos pasamos por experiencias y éstas pueden ser positivas pero también negativas. Fracasar no es lo mismo que experimentar. Todas las experiencias te dejan algo para aprender. No te desanimes al primer rechazo. Analiza el porqué y haz ajustes para volver a intentarlo.
  • Mantente informado. Estamos en la era de la comunicación y la informática, no hay pretextos para no estar al tanto de las tendencias, acontecimientos y novedades del mundo laboral y de la vida en general. Si así fuere, tendrás más conocimiento antes de tomar una decisión.
  • Arma un buen CV. Esto no significa que lo abrumes de miles de datos. Si escoges la empresa y te mantienes informado, diseñarás un CV adecuado para la empresa y solo pondrás lo que sabes que les puede interesar.
  • Sé impecable con tu imagen. Esto es algo neurálgico. Arréglate para "ganar" y no solo es ponerse un buen traje. Es saber qué ponerse porque conocemos qué nos queda y logramos vernos bien. Eso nos da seguridad y se nota. Además la imagen debe ir de la mano con un comportamiento, tus expresiones, palabras y trato son lo que hace creíble el nivel que dices tener.
  • Crea un branding personal digital. No puedes darte el lujo de descuidar tu imagen en los medios sociales. Revisa tu información que subess la que te refiere en las búsquedas y si no tienes ¿qué esperas? Estar trepado en la web no es opción... ¡Estas obligad@!
Aumenta tu calidad de vida. Ahora bien, si estás en la búsqueda de tener un trabajo satisfactorio y haz desistido de algunas ofertas. En serio, por tu propio bien considera:
  • El trabajo no es un suplicio. Pregúntate si lo que quieres es encontrar la manera de "ganarte la vida" o de "rentarte para comer". Cuando haces lo que te gusta simplemente no es trabajo. Es una fortuna. Los problemas se vuelven retos, el poco dinero en habilidad económica... el cansancio en satisfacción.
  • Verte como empresario. Aprovecha que estás desempleado porque probablemente te sientes insatisfecho. Si no encuentras lo que buscas... genéralo. Si no existe... invéntalo. ¿Tienes mucha capacidad y talento? no lo desperdicies... si no lo quieren entonces aprovéchalo tu.
  • Cuida tu salud. Todo tiene solución menos la muerte, bien dice el adagio. Por nada y por nadie pongas tu salud a costa de unas monedas. Los días de trabajo explotado, de no salir a comer, el estrés que provoca y el poco descanso cobrará su factura al cuerpo tarde que temprano. Y de eso nadie se hará responsable; al contrario, te verán como una carga.
 ¿Valió la pena llegar hasta aquí? Espero que si. Ahora cierra tu navegador, apaga tu computadora y manos a la obra.

Nota: Éste artículo es una revisión y actualización de la entrada anterior "Quiero ganarme la vida. No tengo trabajo"

Google+ Followers